*** COMO MARAVILLOSO DESCRIBE UN JOVEN SU PASO POR EL VERANO DE INVESTIGACIÓN *** LISTOS, QUIENES SE PREPARARON PARA EL EXAMEN NACIONAL DE RESIDENCIA MÉDICA *** HABRÁ NUEVA JUNTA DIRECTIVA DEL SEMINARIO DE CULTURA DESDE EL JUEVES *** ¡A ROCKEAR SE HA DICHO! ESTERIL SYSTEM OFRECERÁ CONCIERTOS PARA LOS UNIVERSITARIOS *** INICIÓ EL TALLER DE LECTURA DEL BACHILLERATO TÉCNICO NO. 3
 
 
CON EL LIBRO DE RAFAEL ZAMARRIPA, TRAJES DE DANZA MEXICANA, SE CLAUSURO ALTEXTO

 
( Jueves 26 de septiembre de 2002 /   UdeC)


 
Share

*Anunció el rector Carlos Salazar Silva apoyo para una segunda edición de la obra; un libro para toda la gente de la danza, dijo Juan Diego Gaytán, director del IUBA, en la presentación

Con la presentación del libro Trajes de danza mexicana, de Rafael Zamarripa y Xóchitl Medina, finalizó la Cuarta Jornada del Libro Universitario que la Universidad de Colima y la red ALTEXTO organizaron del 17 al 24 de este mes en la Pinacoteca.

Juan Diego Gaytán, director del Instituto Universitario de Bellas Artes, fue quien presentó este libro, en la Sala del Vitral, ante una numerosa audiencia integrada sobre todo por amigos de Zamarripa y bailarines. Juan Diego Gaytán repasó el trabajo hecho por Zamarripa durante los últimos años, las innovaciones que trajo a la danza folclórica de Colima y del país, y la posterior culminación de estos logros en el ahora Centro de Danza, donde se han formalizado y profesionalizado los conocimientos adquiridos en la práctica por el Ballet Folclórico.

Sobre el libro Trajes de la danza mexicana, dijo que será de gran utilidad para los directores de ballets, para coreógrafos, estudiantes “y hasta antropólogos”. En un recorrido que va de norte a sur, el libro describe los trajes típicos utilizados en el país al ejecutar sones, danzas folclóricas o bailes regionales. Los dibujos en blanco y negro son de Zamarripa y las descripciones y fichas técnicas de Xóchitl Medina. Son 176 trajes los que incluye este volumen, y de los que se explica el material con que están hechos, las telas, los accesorios que llevan, y si son utilizados en alguna danza o si son típicos de cierta región. Duraron casi dos años elaborándolo, desde el 2000 hasta la fecha.

En su intervención, Xóchitl Medina agradeció a todos los que colaboraron en la hechura del libro, desde el rector Carlos Salazar, quien estuvo entre los asistentes, hasta su hija y sus padres. Aprovechando la presencia del rector, anunció que dejará una carta en la que cede los derechos de esta obra a la U de C “para que hagan muchas ediciones, que vendan muchos libros, y que con ese dinero se hagan más ediciones”.

Rafael Zamarripa, conmovido, confesó que a lo largo de su vida ha tenido mucha suerte “porque he encontrado en mi camino personas generosas. Por más talento que uno tenga, si no se une con otros, el trabajo no tiene sentido. Un hombre puede soñar, pero son los equipos quienes hacen los trabajos”. Recordó que en los sesenta no existían libros con imágenes o información de los bailes folclóricos del país, que ahora la situación es muy similar, y predijo que el libro hecho por él y Xóchitl será de un enorme interés para los maestros y alumnos de danza folclórica.

Este libro, agregó, “lo hice como hago todo en la vida, sin la idea de trascender”, y dijo también que ya lo estaban solicitando en varias ciudades de la frontera con EU. “El libro es como una película: la banda sonora es de la maestra Xóchitl y las imágenes son mías. La nuestra no es una competencia, sino más bien una mancuerna comprometida con todos los estudiantes y maestros que a veces no tienen referencia de los vestuarios y que por lo mismo inventan prendas de las que no existe una información exacta. Este libro lo hicimos con humildad y lo dedicamos a los maestros y alumnos de la danza folclórica mexicana, y esperamos que tenga una segunda edición y que otras instituciones como el FONCA (Fondo Nacional para la Cultura y las Artes) colaboren con este esfuerzo”.

Carlos Salazar, una vez concluida la presentación, tomó el micrófono para dar varios avisos. Primero agradeció el esfuerzo de Guillermina Araiza, directora de Publicaciones de la U de C, por el éxito de la Cuarta Jornada del Libro Universitario, y anunció que en la última reunión del consejo de rectores se aprobó que ALTEXTO fuera adoptado a nivel nacional, “como un modelo exitoso de difusión del trabajo editorial de las universidades del país, con el compromiso de que por lo menos en cada universidad exista una librería que se llame Altexto universitario”.

Anunció que en breve la Pinacoteca Universitaria contará con una cineteca, una sala de lectura y préstamo de libros, y además una cafetería, para que los jóvenes asistan de manera más frecuente a este lugar, y terminó diciendo que “la universidad no debe ser considerada sólo como un centro de aprendizaje, sino como un centro de excelencia en la formación de ciudadanos. Es aquí donde se está formando el ciudadano modelo que queremos para nuestro estado”. También anunció su apoyo para la edición del segundo tomo de Trajes de danza mexicana, lo que le valió un nutrido aplauso.