Boletines informativos de la Universidad de Colima

24 de Enero de 2010

ES MENTIRA QUE LOS TEMBLORES OCURRAN CUANDO HACE CALOR


*Afirma Carlos Valdés que los sismos están relacionados con la temperatura interna de la tierra, al dar un conferencia dentro del simposio organizado con motivo del séptimo aniversario del terremoto de 2003 en Colima

Dentro del Simposio sobre el Sismo en Tecomán, organizado por la Universidad de Colima, a través de la Facultad Ingeniería Civil, el jefe del Servicio Sismológico Nacional, Carlos Valdés González, habló sobre los riesgos y la vulnerabilidad cuando ocurren los sismos movimientos telúricos.

Esta actividad académica se realizó con motivo de séptimo aniversario del temblor de 2003, que causó devastación en prácticamente todo el estado, más que los sentidos al menos en las cuatro décadas anteriores y cuya magnitud fue de 7.6 grados en las escala de Ritcher.

En su disertación, el especialista mostró imágenes sobre los desastres que han causado diversos de estos fenómenos ocurridos en México, así como en otros países donde los temblores han causado estragos y dio recomendaciones de lo que se puede hacer antes, durante y después de un evento de este tipo.

Para él, es una gran mentira que los sismos ocurran cuando hace calor, porque, afirmó, tienen que ver con la parte de calor permanente que hay en el interior de la tierra, y es lo que finalmente mueve las zonas más externas, la corteza del planeta, donde están las placas tectónicas.

Carlos Valdés comentó, de igual manera, que la velocidad en que se están moviendo las placas es muy lenta, unos 400 centímetros por año “y esto es un proceso normal y natural del transcurrir del tiempo.”

“A principio del siglo pasado las construcciones eran más ligeras que las que se manifiestan actualmente, y es probable que por eso resisten más a los embates de los sismos, “esto no quiere decir que no sepamos hacer construcciones adecuadas e importantes, simplemente se tienen que conocer las zonas que se va a construir para poder hacer una construcción adecuada”, asentó.

Asimismo, comentó, que antes de que existieran las técnicas y los reglamentos de construcción, las personas cuando se les caía la casa no la volvían a construir de la misma forma.

“Hoy en día, prosiguió Valdés González, que ya existen técnicas y reglamentos de construcción y por tradición las personas van modificando y mejorando esas técnicas, el problema es que cuando comenzamos a cambiar técnicas constructivas de una casa de un solo piso a dos, estamos poniendo en problemas a esa técnica constructiva que se tenían determinas para esa morada”.

A raíz del sismo 1985 en México fueron sesenta mil estructuras dañadas, la mayoría de ellas con daños por la falta de estructuras adecuadas para sostenerlas, ya que a muchas les fueron agregados pisos.

Más adelante, el jefe del SSN dio algunas recomendaciones para atenuar los efectos de un evento de tal naturaleza. En primer lugar tener un plan sobre qué hacer en caso de sismo si, por ejemplo, los hijos están en la escuela y los padres en sus trabajo, debe de haber un punto de reunión, ya sea en la escuela o en la casa, pues de esa manera no se vería la desesperación de la gente tratando de ir de un lugar a otro en busca de sus familiares.

Para prevenir accidentes a causa de los sismos en casa, es necesario verificar que las cosas que están colgadas no se vayan a venir abajo cuando se mueva la tierra: sujetar el tanque de gas, los calentadores, y tener listos los papeles importantes, que ahora con la tecnología escanear los documentos y enviarse a otros familiares de otro estado para así poder recuperarlos después.

FUENTE: Dirección General de Información