Boletines informativos de la Universidad de Colima

23 de Enero de 2010

DESTACADOS EXPERTOS REALIZARON UN SIMPÓSIUM SOBRE EL SISMO DE 2003


*Se llevó a cabo en la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad de Colima

Con la participación de destacados expertos en sismología se desarrolló en la Universidad de Colima el Simposio Sobre el Sismo de Tecomán, ocurrido el 21 de enero de 2003, con la colaboración de Colegio de Ingenieros Civiles de Colima y dirigido especialmente de los estudiantes del área.

Francisco Javier Guzmán Nava, director de la Facultad de Ingeniería Civil y coordinador de este evento, al poner en marcha los trabajos agradeció en primer término la labor de gestión realizada al interior de ese plantel, porque a través del Programa Integral de Fortalecimiento Institucional (PIFI 2008-2009) desarrollado por docentes es posible llevar a cabo este tipo reuniones académicas.

Asimismo, dio la gracias al citado organismo colegiado por su decidia participación en el simposio y sus tareas para ir involucrando a los profesionales de la ingeniería sísmica.

“La facultad ha venido desarrollando diversas actividades y una de ellas es acercar a los estudiantes con los diferentes sectores, a través de estos programas, como una forma de mostrar la actividad que se realiza al interior de la aaulas del plantel”, expresó Guzmán Nava.

De la misma manera, explicó el interés de crear al interior de la propia facultad una brigada especial en donde puedan participar estudiantes de semestres avanzados para atender eventualidades como la ocurrida hace siete años. Este comité tendría como objetivo el realizar peritajes de los inmuebles y evaluar los daños que se generan alrededor de un evento de esta naturaleza.

Después de la inauguración, Richard E. Klingner profesor de la Universidad de Austin, Texas, presentó la conferencia contrastes y retos a siete años del sismo, donde habló de las lecciones aprendidas en los días siguientes a ese temblor, cuando se realizó un reconocimiento básico de los efectos del sismo, concentrándose en la respuesta de estructuras.

Como puntos principales de esa experiencia, el investigador destacó la importancia de no usar el adobe para la construcción y reforzar la mampostería en los edificios, que deben servir como puntos técnicos para la construcción.

En otra parte de su exposición, expresó que lo daños fueron clasificados según los materiales de construcción: acero, concreto reforzado, mampostería confinada, mampostería no reforzada y adobe. Desde su experiencia, comentó que los daños en términos globales en estructuras de concreto reforzado pueden ser menores.

José Cerrato Oseguera, responsable de la Delegación No. 4 de Coquimatlán y representante en este evento del rector Miguel Ángel Aguayo López, en su intervención resaltó que lo ocurrido en Haití debe generar una conciencia mayor de la importancia que tiene el estar preparados para este tipo de sucesos naturales, más cuando la entidad se ubica en zona de alta sismicidad.

Respecto al simposio, el funcionario dijo que en este tipo de foros es de gran importancia la participación de diversas instituciones, capaces de dar una atención oportuna ante este tipo de emergencias.

Desde su punto de vista, otro aspecto que debe ser considerado es la reglamentación para la construcción, donde deben quedar reflejados los resultados de las investigaciones para que se vuelvan prácticas comunes en la construcción.

“Resulta fundamental la preparación de los profesionistas desde su comportamiento ético de la profesión de la ingeniería civil y prepararse para que los daños sean menores, y desde luego trabajar con la participación de la población y los planes de contingencia que se puedan laborar al respecto como parte de la formación que los ciudadanos debemos tener frente a los siniestros”, precisó el delegado.

FUENTE: Dirección General de Información