Boletines informativos de la Universidad de Colima

15 de Enero de 2010

AGRICULTURA BIODINÁMICA Y TURISMO, ALTERNATIVAS PARA PUEBLOS INDÍGENAS


*Fueron propuestas de investigadores de la Universidad de Colima en el Seminario Estudios de Indigenismo y Desarrollo Comunitario en Estados Unidos y México

Esta semana la Facultad de Economía de la Universidad de Colima fue sede del Seminario Estudios de Indigenismo y Desarrollo Comunitario en Estados Unidos y México, y en su último día de actividades se presentaron ponencias con temas como Pérdidas culturales debido al impacto europeo y Desarrollo turístico y comunitario: caso Comala, entre otras.

En la primera de estas exposiciones, el investigador David Amador Anguiano de la Facultad de Trabajo Social de la U de C, habló sobre La intervención del trabajo social en la comunidad de La Presa, del municipio de Ixtlahuacán, acción que se llevó a cabo durante dos años con la activa participación de los estudiantes de este plantel.

Este tipo de actividades, explicó el ponente, son de gran beneficio pues al mismo tiempo que el estudiante pone en práctica sus conocimientos, se contribuye con la comunidad en la solución de sus problemáticas más sentidas; “el objeto de estudio del trabajo social es el hombre y sus necesidades socio familiares, por esto los trabajadores sociales se vinculan a escenarios de intervención como escuelas, comunidades rurales e instituciones gubernamentales, además de otras”.

Al explicar la dinámica de trabajo, el académico señaló que se formaron grupos de doce personas, con un profesor a cargo, a los cuales se les asignaron espacios en los que previamente realizaron un diagnóstico con las características socio-familiares, la sistematización de la información y la elaboración de los proyectos de intervención.

“Fue necesario hacer entrevistas, observaciones directas con las personas en sus domicilios y recorridos sensoriales para identificar las condiciones y necesidades en las que viven, de todo se llevo un riguroso registro fotográfico, en video y a través del diario de campo”, precisó David Amador.

Algunos de los problemas más significativos, prosiguió, en La Presa son el desempleo, la pobreza, la violencia intrafamiliar y los conflictos escolares entre estudiantes de primaria y secundaria. En este sentido, añadió, se lograron grandes avances brindando atención especializada sobre todo a niños y jóvenes que lograron bastante mejoría en su actitud y rendimiento en el ámbito escolar y familiar.

Más adelante tocaría el turno de Ernesto Conde y Rafael Covarrubias, ambos investigadores de la Facultad de Turismo, quienes expusieron su experiencia en los tres últimos años en el municipio de Comala, como parte del proceso de vinculación de dicha facultad.

Sobre esta labor, R. Covarrubias señaló que su plantel en estos casos trabaja en la formación y actualización de recursos humanos, en la asistencia técnica como una fuente de generación y aplicación del conocimiento del trabajo académico, así como en brindar apoyo para el desarrollo turístico de la comunidad.

Durante el trabajo de investigación los académicos descubrieron grandes potencialidades para desarrollar el turismo en ese lugar, gracias a los atractivos en el ámbito arqueológico, rural, urbano, cultural, natural, así como por la oferta gastronómica y productos como el pan y el café. Además, se destacó la posibilidad de impulsar productos turísticos como La Ruta del Café, Los Manantiales de Zacualpan y El Sendero de la Barranca de Suchitlán.

A manera de conclusiones, los conferencistas aseguraron que gracias a los diferentes productos turísticos que se ofrecen en el municipio, Comala se encuentra ante la posibilidad de convertirse en el segundo destino más importante dentro del estado con el involucramiento de las autoridades locales y de los miembros de las comunidades (habitantes-prestadores de servicios).

Como última ponencia, Arturo García Vázquez, profesor de la Facultad de Economía, explicó en qué consiste la agricultura biodinámica como eje de desarrollo comunitario, al decir de qué manera aborda los diversos problemas de la mayoría de las comunidades, como son la migración, la pobreza, la marginación, la falta de oportunidades, entre otras, y propuso como una alternativa a esta problemática el uso de cultivos con carácter biodinámico.

Destacó que esta técnica se basa en la armonía del hombre con la tierra y los animales, logrando así productos más sanos en beneficio de la salud del consumidor; “la producción de mejores alimentos no sólo es posible a través de los métodos que propugna la agricultura ecológica, sino que se convierte en una necesidad imperante para la existencia de un desarrollo sostenible real”, concluyó el investigador.

FUENTE: Dirección General de Información