Boletines informativos de la Universidad de Colima

14 de Enero de 2010

EN LAS BUENAS GESTIONES SE BASA EL FUTURO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS


*Afirma el investigador de la Universidad de Montana, David Beck, en una ponencia presentada dentro del Seminario Estudios de Indigenismo y Desarrollo Comunitario en Estados Unidos y México

En el marco del Seminario Estudios de Indigenismo y Desarrollo Comunitario en Estados Unidos y México, que se realizó desde el lunes al día de ayer en la Facultad de Economía de la Universidad de Colima, el investigador de la Universidad de Montana, EU, David Beck, discutió temas relativos a las relaciones políticas entre las tribus indígenas y el gobierno de su país.

Uno de los temas centrales fue el desarrollo de la tribu menominee que habita en el estado de Wisconsin y que el profesor ha estudiado a lo largo de veinte años. Este trabajo de investigación, aseguró, le ha permitido difundir aspectos de dicha comunidad indígena como su historia, cultura y los esfuerzos que han realizado por su sobrevivencia.

Al hablar sobre el modelo de su trabajo aplicado a los menomenne, el profesor universitario señaló que se basa fundamentalmente en tres partes: en primer término el completo entendimiento de su presente que implica estudiar e investigar su historia y cultura en el pasado, “antes de que puedan definir el futuro necesitan saber quiénes son y cómo es que llegaron a su lugar”.

El segundo punto del modelo plantea desarrollar una visión del futuro y como es el mundo en el que desean vivir, ya que actualmente este grupo de indios americanos viven en condiciones sociales muy limitadas debido a su falta de poder económico y político, que resulta de perder casi toda su tierra que era la base donde obtenían los recursos para sostener a sus familias.

“Cuando este modelo ha sido aplicado por estudiantes o instituciones, personas que están dentro o fuera de las comunidades, llegan a resolver los problemas que previamente han identificado”, precisó D. Beck.

El tercer punto de este modelo implica construir un puente que del presente nos lleve a esa situación futura ideal, por lo que se debe observar el tipo de problemas a resolver, los proyectos pertinentes que se deben desarrollar para solucionarlos y las oportunidades que se presentan.

Sobre el devenir de este grupo nativo, el investigador comentó que a mediados del siglo XIX y en sólo dos años los menomenne fueron desplazados a una reserva, una pequeña porción de tierra a la que fueron relegados, siendo esta época donde empezaron planear en su futuro con la poca tierra que les dejaron.

Para los menomenne, añadió el estudioso del Departamento de Estudios Nativos Americanos de la Universidad de Montana, desde hace miles de años recursos naturales como el agua del lago Michigan y el bosque, han sido fundamentales para su sobrevivencia y como ejemplo está el esturión, un pez de grandes dimensiones (entre dos y tres metros) que forma parte sustancial de su alimentación.

Actualmente los menominee han rescatado su cultura a través de acciones específicas como retomar el control de su bosque (gestionando ante el congreso de los Estados Unidos), desarrollando un modelo de tala y conservación muy exitoso, por lo que el bosque les ofrece un sustento para desarrollar actividades culturales y de beneficio económico.

David Beck ha plasmado estas investigaciones en libros como La lucha por la autodeterminación: Historia de los indios menominee desde 1854 y Sitio y supervivencia: Historia de los indios menominee.

FUENTE: Dirección General de Información