Boletines informativos de la Universidad de Colima

25 de Enero de 2008

SE REANUDAN VISITAS A MIRADOR DE LA CUMBRE I POR PARTE DE LAS VOLUNTARIAS


*Hubo una charla sobre la codependencia de las personas

Una vez terminado el periodo vacacional, las integrantes del Voluntariado de la Universidad de Colima, que encabeza Susana Ortuño de Aguayo, reanudaron con sus actividades de apoyo social y en esta semana volvieron a realizar sus visitas a la colonia Mirador de la Cumbre I.

En éste, que fue el primer evento del año, la presidenta manifestó sus mejores deseos para que el presente ciclo transcurra de la mejor manera, e invitó a los habitantes de la colonia a continuar el trabajo de superación personal, por medio de la asesoría que les ofrece el grupo multidisciplinario de la U de C que acude a este lugar.

Después de esa bienvenida, Rosalba Medina, egresada de la licenciatura en psicología, expuso algunas puntos respecto al tema de la codependencia, un proceso mental que, de acuerdo a los especialistas, lleva a las personas a olvidarse de sí mismas para centrarse en los problemas del otro (su pareja, un familiar, un amigo).

“Por eso dijo que es muy común que las personas se relacionen con gente ‘problemática’, justamente para poder rescatarla y crear de este modo un lazo que los una. De esta manera el codependiente, al preocuparse por el otro, olvida sus propias necesidades y cuando la otra persona no responde como el codependiente espera, éste se frustra, se deprime e intenta controlarlo aún más. Con su constante ayuda, el codependiente busca generar, en el otro, la necesidad de su presencia, y al sentirse necesitado cree que de este modo nunca lo van a abandonar”, aseguró la profesionista.

Explicó también que es común que en una relación el codependiente no pueda poner límites y sencillamente todo lo perdone, a pesar de que la otra persona llegue a herirlo de manera deliberada, esto es simplemente porque el codependiente confunde la ‘obsesión’ y ‘adicción’ que siente por el otro, con un inmenso amor que todo lo puede.

Rosalba Medina apuntó que, en consecuencia de lo anterior, el codependiente es incapaz de alejarse por sí mismo de una relación enfermiza, por más insana que ésta sea.


Propuso, como una forma de aliviar esta situación establecer los límites emocionales, lo que permite a las personas protegerse, además de generar un auto conocimiento mejor y en consecuencia una mejor relación con los demás.

Además, como parte de la visita, se realizaron treinta cortes de pelo y la donación de productos de canasta básica a los asistentes, e igualmente integrantes del Voluntariado y de otras dependencias universitarias continuaron con el trabajo lúdico con los niños.

FUENTE: Dirección General de Información