Boletines informativos de la Universidad de Colima

16 de Enero de 2008

EN 2007, CASI 60 MILLONES DE PESOS EN BECAS PARA ESTUDIANTES DE LA UdeC


En 2007, de acuerdo con información proporcionada por Genoveva Amador Fierros, directora general de Intercambio Académico y Becas, la Universidad de Colima entregó 10 mil 356 becas a los alumnos y docentes de posgrado, licenciatura y bachillerato, con un monto total de 59 millones 017 mil 232 pesos y 97 centavos.

Genoveva Amador, entrevistada en su oficina, dijo además que el 2007 fue un año “muy positivo”, donde se cumplieron los objetivos que sustentan el programa de becas de la Universidad de Colima.

En el 2007, dijo, la Universidad tenía como meta otorgar al menos una beca al 10 por ciento de la matrícula en las preparatorias y al 20 por ciento de la matrícula en el nivel licenciatura, “y en ambos casos, informó Amador Fierros, rebasamos la meta, logrando un 10.8 en los bachilleratos y un 33 por ciento en el nivel superior”.

Consideró como exitoso el 2007 porque a los apoyos externos para becas, que desde hace años entregan las empresas Peña Colorada y Coca-Cola de Colima, se sumaron las empresas: Ternium-Hylsa; Dseño y Edificaciones de Colima (DECSA), con la beca “Arquitecto Manolo Cárdenas Honoria”, y también la beca “Roberto Rocca Education Program”. Además, la Secretaría de Educación ofreció un apoyo similar al PONEBES de la licenciatura, pero ahora para el bachillerato.

Hasta el momento, la Universidad cuenta con 14 programas de becas, varias de los cuales apoyan a los que no tienen recursos pero sí ganas de estudiar; otras que premian la excelencia, unas más de movilidad estudiantil y otras que apoyan a los trabajadores de la Universidad para cursar sus estudios de posgrado en nuestra casa de estudios.

La Universidad de Colima, dijo Genoveva Amador, “si la comparamos con otras universidades del país, es la institución educativa que entrega más becas y de mejor calidad a sus estudiantes y profesores. En ese sentido somos un universidad que entrega oportunidades reales a la gente, de estar en sus aulas y de, una vez estando en sus aulas, ganar otras oportunidades en la vida, como las becas de movilidad”.

Por una parte, comentó la directora de Intercambio Académico y Becas, “rebasamos la meta cuantitativa y por la otra perfeccionamos los procesos de cómo hacer llegar la beca a quien realmente más la necesita. Además, la sociedad comenzó a participar más en la inversión educativa mediante distintas becas para estudiantes”.

En 2007, además, la Dirección General de Intercambio Académico y Becas evaluó el impacto que ha tenido el programa de becas entre los estudiantes. Para hacerlo tomaron como punto de referencia las calificaciones obtenidas por los becados, la no deserción escolar, que los becados se gradúen y que después sean profesionistas exitosos”.

Realizaron un seguimiento de tres generaciones de becarios, incluyendo todos los tipos de becas y de disciplinas de estudios, “y encontramos, en términos generales, que los becarios de la Universidad desertan menos que los no becarios, obtienen las mejores calificaciones y reprueban menos. Es decir, todos los indicadores de éxito en el sentido del rendimiento escolar, nos hablan de un aprovechamiento idóneo que están haciendo de las becas. En este sentido, la institución está cumpliendo con la sociedad”.

La entrega de becas, agregó Amador Fierros, siempre se realiza con transparencia y en ceremonias públicas. La Universidad, además, realiza un gran esfuerzo para obtener recursos con los cuales financiar las becas, como ha sido el Sorteo Loro. La institución, aclaró la funcionara, “no está obligada a entregar becas a los estudiantes. Se trata de un esfuerzo institucional y personal del rector en turno el gestionar recursos para que los estudiantes que así lo requieran puedan estar en las aulas.

Ella espera, a cambio de la ayuda, que los becarios “sean solidarios con la institución que les ayudó a formarse. Porque atrás de esos fondos hay un gran esfuerzo de gestión. Una beca, agregó, hace la diferencia y les da a los jóvenes mejores oportunidades en la vida. Espero que podamos contagiar cada vez más a los estudiantes con el valor de la gratitud, y la gratitud se demuestra también con solidaridad”.

Este 2008, continuó Amador Fierros, “vamos a seguir con la misma trayectoria; es decir, invitando a la sociedad a participar más y a invertir en la educación de los jóvenes colimenses, que finalmente redunda en beneficio del desarrollo social y económico de la región”.

Los interesados en obtener un apoyo pueden preguntar en su escuela o facultad por el representante de becas del plantel. También pueden ingresar al portal de la Universidad (www.ucol.mx), en el apartado que dice “Relaciones internacionales”, o bien llamar al teléfono 316 10 63.

Genoveva Amador recomienda a los jóvenes realizar estos trámites de preferencia en la primera semana de clases.

FUENTE: Dirección General de Información