Boletines informativos de la Universidad de Colima

24 de Septiembre de 2014

LIDERADA POR LA U DE C, INSTALAN LA RED LATINOAMERICANA DE VOLUNTARIOS DE ONU


Con la presencia de funcionarios de Naciones Unidas y de universidades de Brasil, Costa Rica y Colombia, ayer por la mañana, en el Archivo Histórico de la Universidad de Colima, quedó formalmente instaurada la primera Red Latinoamericana de Voluntarios Universitarios, un proyecto liderado por nuestra casa de estudios.

Al establecer esta Red, André Carvalho, director de Programas y Operaciones de Naciones Unidas, dijo que este acto “abre una nueva era de cooperación entre ustedes y el sistema de Naciones Unidas, integrado por cinco mil 600 voluntarios en el mundo”.

Este funcionario, nativo del Senegal, donde la lengua oficial es el francés, leyó un breve discurso en inglés donde se mostró agradecido “de que se unan a nosotros en esta aventura tan excitante”. En términos generales, el programa de voluntarios de Naciones Unidas busca reducir la pobreza, ampliar el alcance de la educación, mejorar la salud, promover la igualdad de géneros, luchar contra el sida y preservar el medio ambiente en todo el mundo, principalmente en las naciones pobres, además de disminuir la brecha tecnológica entre países ricos y pobres.

La nueva Red, que es la primera de su tipo en América Latina y que podría servir como modelo a otras similares en África y Asia, promueve la participación, durante seis meses, de un joven estudiante en alguna comunidad específica, en la que aplica sus conocimientos, principalmente en tecnologías de información, para lograr alguno de los objetivos del programa de voluntarios de las Naciones Unidas.

Naciones Unidas apoyará la Red mediante el Servicio de Información y Tecnología, cuyas siglas son UNITeS, “una plataforma, dijo Carvalho, para que los jóvenes puedan involucrarse en el mejoramiento del mundo”. Hace años, los voluntarios debían tener un promedio de 35 años y un buen tiempo de experiencia en su área, pero al ver que ahora son los jóvenes quienes dominan mejor las nuevas tecnologías, Naciones Unidas ha decidido respaldar Redes como la establecida este miércoles en la U de C.

Para Carvalho, “los jóvenes son la fuerza que impulsa la revolución tecnológica y aportan su vibrante creatividad” en la solución de problemas comunes a los países con menos desarrollo digital. “Ellos han entendido que el talento individual es importante, pero que sólo puede darse una transformación si ese talento se une con el de otros”. Al hablar sobre el papel de la U de C en la constitución de la Red, expresó que esta universidad es conocida en el mundo “como una institución que busca la excelencia. Nos da gusto participar con una institución como ésta, preocupada por contribuir, a través de sus estudiantes, a la reducción de la brecha digital en el mundo”.

Durante su intervención, Carlos Salazar Silva, rector de la Universidad de Colima, aseguró que esta Red aprovechará el conocimiento de los jóvenes universitarios para contribuir al desarrollo de los pueblos. Para él, un joven puede ser un ciudadano de bien en cualquier parte del mundo, “un univerciudadano. Puede ser, además, un excelente impulso y apoyo al desarrollo social y económico en cualquier país”. Originalmente, comentó, la U de C sólo iba a representar las universidades de nuestro país, y cuando personal de UNITeS conoció nuestra casa de estudios, propusieron crear desde aquí una red latinoamericana que sirviera en el futuro como modelo para otras similares.

La inauguración oficial del taller fue hecha por la secretaria de Cultura de Colima, Ana Cecilia García, quien asistió representando al gobernador Gustavo Vázquez. Antes de declarar inaugurado el taller, dijo que para la administración actual la educación y el conocimiento son esenciales para el desarrollo humano, así como el uso de tecnologías de información, como lo prueba la creación del llamado e-gobierno. Por último, calificó la instauración de la red como un “hecho histórico”.

Para la coordinadora de Tecnologías de Información de la U de C, Lourdes Feria Basurto, el principal vínculo para que esta Red se convirtiera en una realidad, los argumentos que convencieron a los voluntarios de la ONU fueron: el desarrollo logrado aquí en nuevas tecnologías, la existencia de jóvenes concientizados en problemas sociales, el apoyo decidido del rector y la vocación internacionalista de nuestra institución.

Luego de la instauración de la Red y de la inauguración del taller, se dictaron dos conferencias: Juventud y voluntariado, a cargo de Alexandra Haglund-Petitbo y ¿Qué es el trabajo en red?, a cargo de Genoveva Amador Fierros.

En la primera, Alexandra Haglund-Petitbo, coordinadora UNITeS de voluntarios de las Naciones Unidas, se mostró satisfecha de “haber hecho realidad el lanzamiento de esta Red, la constitución de este sueño”. Habló del espíritu voluntario, que consiste en trabajar gratis por los demás y en condiciones difíciles; contó algunas experiencias que vivió siendo voluntaria y dijo también que ahora este programa de Naciones Unidas se enriquecería con la participación de universidades de América Latina, “que siempre se muestran receptivas” y cuyo rol se ha modificado con los años, pues “ahora son más innovadoras y activas”.

Genoveva Amador, directora de Intercambio Académico y Becas de la U de C, para explicar el trabajo en red, habló primero de las relaciones verticales de poder, donde uno manda y los demás obedecen. Ese modelo vertical, dijo, genera resistencia y crisis, por lo que ya no es posible apostar por él. En cambio, el trabajo en red consiste en articular nodos o centros distintos, con intereses propios, pero que buscan un objetivo común. En una red nadie manda, dijo, sino que todos contribuyen al logro de un mismo objetivo. Se trabaja para uno mismo, pero también para la colectividad.

FUENTE: Dirección General de Información